"En pocos meses enfermó del alma. Se asustaba por todo y lloraba por nada."